(+34) 972 825 180

Invertir en Girona Relacionados con Estates

¿Quiere invertir en Girona?

La ciudad de Girona está situada en la confluencia de los ríos Onyar, Güell, Galligants y Ter, a una altitud de 75 m, en la llamada llanura de Girona.

Girona limita al norte con los municipios de Sant Julià de Ramis y Sarrià de Ter; al este, los de Celrà y Juià; al sureste, con el de Quart; al suroeste, con los de Fornells de la Selva y Vilablareix; y al oeste con los de Salt y Sant Gregori.

El clima es mediterráneo, al límite de la característica fundamental de este clima - la sequía estival, apenas percibida algunos años en la zona de Girona - y con una oscilación entre los fríos del invierno - son habituales las heladas entre diciembre y febrero- y los calores del verano - máximas superiores a los 35 ° C durante la canícula - que le otorgan, en conjunto, un carácter más extremado que los climas litorales, pero sin llegar a la continentalidad de las cuencas interiores de Cataluña. Girona está dentro de la zona templada. Las temperaturas medias oscilan entre los 13 ° C y los 17 ° C.

Lugares de interés:

La Catedral de Girona
La iglesia cristiana católica de Santa María de Girona es la sede catedralicia del Obispado de Girona  y el mayor templo cristiano del obispado y de la provincia homónima. Los obispos de la diócesis de Girona son documentados genéricamente en 516. Según algunos documentos del siglo VII su culto era equiparable a las diócesis de Toledo y Sevilla. Durante la ocupación musulmana entre los años 715 y 785 fue transformada en mezquita. Su mayor particularidad es que tiene la nave gótica más ancha del mundo, de 22,98 metros, que es a la vez la nave más ancha de cualquier estilo salvo la de basílica de San Pedro del Vaticano, que hace veinte y cinco metros .

La iglesia de Sant Feliu de Girona
La iglesia Sant Feliu -o San Félix-  es una basílica  colegiata de Girona, originaria de los primeros tiempos del cristianismo. Acoge los oficios de la Parroquia Mayor de Sant Feliu del Obispado de Girona, llamada así porque este era el templo principal de Gerona antes de la construcción de la catedral.  Su construcción, en honor del mártir san Félix, se alargó desde el siglo XII hasta el XVII y conserva buena parte del edificio románico, completado más tarde con las naves y las cubiertas góticas y la fachada barroca. El atractivo principal está constituido por ocho extraordinarios sarcófagos romanos y paleocristianos de los siglos III y IV,  encontrados en construirse la iglesia, junto con el sepulcro gótico de Sant Narcis.

El Call judío
El Barrio Judío de Girona es uno de los más emblemáticos junto con el de Besalú. Conocido también como el "Call jueu", el barrio conserva el trazado original de algunas calles, como el c / Cúndaro y la c / de San Lorenzo. Su cruce de callejuelas medievales nos permiten conocer de cerca la historia del judaísmo en España.

Los Baños Árabes
La fecha más antigua en que se documenta la existencia de los baños  se remonta al 18 de diciembre de 1194. El documento manifiesta que los baños de Girona han sido construidos por orden del rey, Alfonso I el Casto; que son propiedad del monarca y que se trata de una nueva construcción, sin dejar entender que se trate de una reedificación, construcción o transformación. El edificio es de estilo románico, pero el monumento no niega las influencias árabes herederas de la tradición termal grecorromana que afectan a los elementos arquitectónicos y la estructura funcional de los baños.

La muralla
El Paseo de la Muralla es la parte del camino de ronda que pasa por las antiguas murallas carolingias (construidas en el siglo IX) y de la baja edad media (edificadas entre los siglos XIV y XV) que rodean el Centro Histórico de la ciudad. 

Las casas del Onyar
Las características casas del barrio viejo colgadas sobre el río Onyar a su paso por la ciudad. Todas ellas tienen sus fachadas fluviales pintadas siguiendo una paleta cromática confeccionada por Enric Ansesa, Jaume faja y los arquitectos J. Fuses y J. Viader.

El Parque de la Devesa
El Parque de la Devesa de Girona, con una superficie de casi 40 hectáreas, constituye el espacio verde urbano más grande de la ciudad de Girona y uno de los más grandes de Cataluña. Se encuentra enmarcado por el río Ter al norte, el Güell en el oeste, el Onyar en el este y el barrio Güell-Devesa al sur. La mayor parte del Parque está poblada por un conjunto monoespecífico de unos 2.605 plátanos, si bien en su interior se encuentran también espacios abiertos y soleados, espacios adaptados a la práctica de actividades deportivas, explanadas de tierra, un sistema de riegos con agua permanente, jardines urbanos, equipamientos culturales de la ciudad y edificios con usos administrativos, como la Feria de Girona y el Auditorio-Palacio de Congresos.

La Rambla de la Libertad
Antigua espina dorsal de la Girona medieval, barroca y decimonónica, es el espacio público más concurrido y emblemático de Gerona. No obstante, la existencia de la Rambla es bastante nueva, dado que su configuración data de 1885 cuando el arquitecto municipal Martí Sureda unificó la plaza de las coles con la calle de bebederos y las vueltas de esparteros, que hizo derribar. Todo el espacio se convirtió entonces en un paseo arbolado con tilos y bancos que pasó a llamarse Rambla de la Libertad, en honor al árbol de la Libertad que se plantó en 1869, durante el sexenio democrático..

La Plaza de la Independencia o de San Agustín
La plaza de la Independencia -que hace referencia a la guerra de la independencia de España (véase Guerra del Francés) y no a una hipotética independencia de Cataluña- es una de las plazas más conocidas y frecuentadas de Gerona. Situada en el barrio del Mercadal, en el centro de la ciudad, la plaza se alza donde estuvo el convento de San Agustín. Es por ello que esta plaza también es conocida con el nombre de plaza de San Agustín. El interés de esta plaza radica en su aire ochocentista: todo el espacio se encuentra rodeado por edificios neoclàssicsausteres e idénticas, con unos soportales en los bajos, en un estilo similar al de la plaza real de Barcelona. En el centro de la plaza hay uno de los pocos grupos escultóricos decimonónicas, dedicado a los defensores de la ciudad de Girona durante los sitios de 1808 y 1809. 

Este sitio utiliza cookies. Si sigue navegando consideraremos que está aceptando su uso. Más información sobre cookies