(+34) 972 825 180

¿Ahorro con un seguro de hogar con franquicia?

14/05/2015

En lugares como Francia o Suiza el seguro del hogar es obligatorio –hasta para quien tiene intención de alquilar y no solo para quien desea comprar-, mientras que en España se trata de una decisión exenta de obligación –salvo que la hipoteca que se constituirá para la compra vaya ser titulizada, es decir, que se emitan bonos y cédulas a terceros; e incluso hay quien discute si ese seguro debería correr a cargo de la entidad y no del cliente- pero sin duda una decisión responsable. En España, la rama de seguros de hogar y según los datos de Unespa (Asociación Empresarial del Seguro) durante el primer trimestre de 2015 creció un 2%,
consolidándose así las buenas perspectivas que se tenían sobre dicha rama para el presente año.

Cuando se trata de ahorro y se habla de seguros, la fórmula de la franquicia es una opción recurrente. Consiste en que hasta una cantidad determinada –que se acuerda entre aseguradora y asegurado- es el asegurado el que hace frente a los gastos. El asegurado asume una cifra que en caso de incidencia tendrá que abonar y que si se sobrepasa, a partir de ésta será la aseguradora quien se haga cargo.

Existen pero no son frecuentes

La posibilidad de establecer un seguro de hogar con franquicia existe, aunque no es una opción con la que cuenten todas las aseguradoras debido a que no es lo más habitual en la rama multirriesgo. Además hay que estudiar muy bien si el ahorro que se produce en la prima anual compensa el riesgo que se asume. Para ello habrá que echar la vista atrás y analizar el historial de siniestros que se tiene y poder así hacer una estimación de cuánto se ahorra frente a cuántos gastos se asumirían según la frecuencia de siniestros. Cuando dicha frecuencia de siniestros es muy baja o casi inexistente, la fórmula de la franquicia cobra sentido, sino es así, no compensará el ahorro con la franquicia asumida.

Mejor opción la de elegir un seguro “a medida”

El mercado asegurador ya no es el mismo que antes. Ha conseguido ver que cada persona y circunstancia es verdaderamente un mundo y que las necesidades a cubrir dependían de cada una de ellas. Por ello ha dejado de lado las pólizas cerradas e inmutables y ha dejado paso a pólizas en las que poder añadir o suprimir coberturas en función de cada persona.

Por ello, antes de decantarse por un seguro con franquicia para el hogar, será mejor analizar qué coberturas son las que deseamos y cuáles no y después observar qué aseguradora permite confeccionar una póliza acorde a dichas necesidades, valorando que exista una buena relación coberturas-precio. De todos modos es interesante también analizar si el ahorro que supone un seguro con franquicia compensa o si el ahorro no es el esperado. Por ello lo mejor es solicitar presupuestos con y sin franquicia y después decidir si esta fórmula es la que queremos para nuestro hogar.

Fuente: cincodias

agencia seguros playa de aro, tot gestió agencia seguros, seguros, agencia seguros

Este sitio utiliza cookies. Si sigue navegando consideraremos que está aceptando su uso. Más información sobre cookies